¿Por qué los aceites?

Hoy en día, la mayoría de las personas se arman con múltiples productos para el cabello como champús de alta gama, acondicionadores, tratamientos y cremas, muchos de los cuales quedan en la parte superior del cabello y ayudan sólo temporalmente, en todo caso. Los aerosoles a base de alcohol, los geles y las cremas secan, dañan y quiebran las puntas del cabello que tan desesperadamente tratamos de hacer crecer. El lavado diario despoja nuestras cabelleras de aceites naturales e intentamos sustituirlos con productos químicos no naturales, que pasan por nuestros cuerpos, por nuestros desagües y van al medio ambiente. Todo el proceso es nocivo para nuestro cabello, nuestra salud y para nuestra Tierra.

 

El cabello pierde aceites esenciales a medida que envejecemos.

Las glándulas sebáceas se contraen con el tiempo. La química juvenil permite que el aceite se mueva con facilidad por el folículo piloso, pero a medida que envejecemos, simplemente no producimos tanto aceite. Mientras más viejos nos ponemos, es más importante agregar aceites para devolver esa hidratación necesaria y mantener el cabello saludable; la clave está en saber qué aceites son útiles y no dañinos.

Sin embargo hay una alternativa – misma que se encontró en las tradiciones antiguas que se han celebrado por miles de años. Las mujeres de la antigüedad atesoraban su cabello y al hacerlo, ellas no se despojaban de las hebras del cabello, sino que las mimaban y protegían untándoles aceites, muy diferente a la rutina actual donde únicamente nos lavamos y acondicionamos el cabello.


 

¿Mito o Milagro?

MITO: Espere- ¿Los aceites no son malos para el cabello? ¡No quiero que mi cabello esté grasoso!

MILAGRO: El aceite es absolutamente indispensable para tener un cabello y una piel saludables – limpia el polvo de nuestro cuero cabelludo para prevenir la caspa, las infecciones, las irritaciones e incluso la pérdida del cabello y contiene antioxidantes para la salud y la reparación del folículo. El exceso de aceites es lo que causa esa sensación grasosa que disgusta. Los aceites de REJUVENIQE™ contienen los aceites importantes que nuestro cuerpo produce naturalmente para proteger el cabello. Aún si su cabello tiende a ser «grasoso» en el sentido del champú comercial, la utilización de productos MONAT® ayudará porque restauran la cantidad correcta de aceites naturales que su cabello necesita.

MITO: ¿Utilizar aceite en mi piel la hará parecer brillante y grasosa?

MILAGRO: Los aceites puros como REJUVENIQE™ son ligeros, absorben rápidamente y dejan la piel y el cabello con un brillo natural y saludable.

MITO: ¿No me producirá una erupción en la piel el uso de aceites?

MILAGRO: Muchos factores contribuyen a la erupción facial, incluidos desequilibrios hormonales, bacterias e incluso a veces los alimentos que comemos. Los aceites puros como REJUVENIQE™ son no comedogénicos (que significa que no obstruye los poros), de modo que no pueden causar erupciones. De hecho, el uso de aceites ayudará a equilibrar la producción propia de aceite del cuerpo y a volverlo a un nivel normal y saludable.

MITO: Si utilizo aceite en el cuero cabelludo, ¿mi cabello no se verá liso y graso?

MILAGRO: El aceite es realmente bueno para el cuero cabelludo y ayuda a proporcionar el ambiente perfecto para la salud del folículo piloso y el recambio celular (lo que ayuda a que el cabello crezca más rápido y más fuerte).

MITO: Escuché que los aceites no son tan seguros…

MILAGRO: Los aceites se envasan con antioxidantes que combaten los radicales libres y ayudan a revertir los efectos del daño del sol. Utilizar aceites diariamente es bueno para la piel y el cabello y no lo dañará de ninguna manera.

MITO: ¿No hay mejores productos para la prevención del envejecimiento que los aceites?

MILAGRO: Los aceites son generadores moleculares puros que están prácticamente libre de químicos. Debido a la disminución de la propia producción de aceite del cuerpo a medida que envejecemos, aparecen líneas finas y arrugas, y el cabello pierde su brillo y elasticidad. Los aceites ayudan a reponer lo que se ha perdido y ya que no son a base de agua, no necesitan ningún tipo de conservante sintético o químico añadido. Esto los hace puros, seguros y una de las mejores fuentes de hidratación y reparación.

Obtén más información acerca de REJUVENIQE™ Oil Intensive aqui.